CIUDAD DE MÉXICO, 14 de septiembre de 2021.- La cruzada por la paz y la legalidad que encabeza el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles, será llevada ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH); el mandatario documentará la parcialidad y discriminación con las cuales  ha sido tratado por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador. 

El próximo jueves 17 de septiembre a las 11 horas, el mandatario michoacano será recibido por la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Rosario Piedra, para interponer una queja ante el organismo argumentado que el titular del Ejecutivo federal ha sido omiso en la relación que debe mantener con el Gobierno estatal. 

Ostentado el expediente en el que advierte el trato diferenciado que ha recibido del Presidente, Silvano Aureoles refiere que desde junio ha solicitado audiencia con López Obrador, sin embargo, han pasado más de tres meses sin que haya recibido una respuesta.  

“Por un asunto elemental de respeto entre los órdenes de Gobierno, el Presidente debería recibirme, hay Gobernadores a quienes atiende hasta dos veces por semana y a mí no me ha querido recibir, eso se llama discriminación, eso es una violación a un derecho fundamental que es la audiencia”, recalca Aureoles en entrevista afuera del edificio de la CNDH en bulevar Adolfo López Mateos,  tras gestionar la cita con la Ombudsperson nacional. 

Más información en Quadratín México.