Indudablemente funcionarios púbicos y políticos están sujetos al escrutinio ciudadano por lo que dicen, hacen y hasta por lo que no hacen en favor de sus representados, según sea el caso, y la tragedia que padecieron más de 70 mil hidalguenses a causa de las inundaciones que afectaron nueve municipios de la región Tula-Tepeji y del Valle del Mezquital, fue ocasión propicia para la aparición de aquellos quienes se enlistan para alcanzar la candidatura al gobierno de Hidalgo, especialmente del PRI y Morena, cuya presencia fue criticada por su sobre exposición mediática, particularmente en las redes sociales.

Nadie puede regatearles que horas después de que el agua dañara más de cinco mil viviendas, cultivos y dejara sin su patrimonio a miles de familias, particularmente de Tula, donde el desbordamiento del río Tula, provocó los daños ya reseñados profusamente en todos los medios informativos, aparecieran ofreciendo apoyos de toda índole, desde despensas, maquinaria para la limpieza del lodo, algunos incluso, ofreciendo lo que cobrarán el fin de mes, para sumarlo a la ayuda que llega de todos lados.

Así, pues, desfilaron por esos municipios afectados, Israel Félix Soto, quien a nombre de los 64 ayuntamientos que preside su asociación, entregó apoyos diversos y hasta acompañó al gobernador a descargar los apoyos.

Pero más que esa loable labor, los comentarios en torno al alcalde de Mineral de la Reforma, alcanzaron más exposición en las redes sociales, cuando acudió a Ixmiquilpan a retirar las despensas que “por error” llegaron a ese sitio, cuando de acuerdo con el propio munícipe, su destino era Tepeji del Río y producto de una gestión personal en una empresa televisiva.

También estuvo Carolina Viggiano, quien envió maquinaria a Tula y atendió a vecinos de Actopan, a través de su Fundación Viggiano, además de participar en reuniones de evaluación y acciones posteriores a las inundaciones, con el gabinete de seguridad.

Se dio tiempo también para las entrevistas con medios de la región.

Cuauhtémoc Ochoa, quien pasó del Partido Verde Ecologista a Morena, ofreció su “dieta” del mes para la ayuda y llevó también despensas y equipo de limpieza; lo mismo hizo el diputado local de Morena, Francisco Xavier Berganza, quien ofreció también su “dieta” del mes de septiembre y pidió “no politizar la ayuda”.

El senador Julio Menchaca, también llevó ayuda y hasta se dio tiempo para responder a sus detractores, a través de su colaboración en el diario El Sol de Hidalgo, donde calificó a quienes lo critican como “infiltrados y extorsionadores”.

El alcalde de Tulancingo, Jorge Márquez coordinó la ayuda de su municipio y de los vecinos de Santiago Tulantepec y Cuautepec. También se apersonó en la zona del desastre. Lo mismo hizo Sergio Baños Rubio, presidente municipal de Pachuca, quien afirma que a un año de su gestión “vamos avanzando”.

Abraham Mendoza Zenteno, delegado del Bienestar, tampoco dejó escapar la obligada oportunidad de aparecerse en su municipio, aunque lo hizo con más discreción, pero no dejó de difundir fotografías suyas en la zona de los daños.

Así, desfilaron quienes se han enlistado en la carrera por la sucesión en el poder ejecutivo estatal, cuyas acciones generaron comentarios que aprobaron su presencia en los momentos más difíciles de quienes quieren gobernar, pero también hubo críticas por su sobre exposición en los medios. Incluso algunos posaron muy sonrientes para la selfie.