PACHUCA, Hgo., 23 febrero del 2021.- La ley seca que se mantiene en los restaurantes de Hidalgo es uno de los factores que inhibe la afluencia de comensales, además de que algunas personas prefieren no acudir a lugares públicos por la pandemia, consideró el expresidente de la Asociación de Restaurantes y Bares, Benigno Prieto Peláez.

Desde el pasado 8 de febrero las autoridades de Salud autorizaron la reapertura de restaurantes con aforos limitados del 20% que puede crecer al 30% en lugares abiertos, con un horario de 7 de la mañana a 6 de la tarde.

Al respecto, Prieto Peláez dijo que un segmento de la clientela acostumbra la sobremesa y el consumo de aperitivos o bebidas alcohólicas.

Debido a que no está permitida la venta de alcohol se reduce la cantidad de asistentes a los restaurantes, además de que es precaria la situación económica de los potenciales clientes, según opinó.

Expresó que posiblemente, de mantenerse a la baja la tendencia de contagios de Covid 19, se permitan próximamente mayores aforos y la venta de alcohol con alimentos, aunque no hay fecha para ello.

El 8 de febrero se autorizó aforo del 50% en hoteles y del 25% en tiendas departamentales y plazas comerciales así como del 30% en tianguis y mercados.

A partir del 20 de febrero continuaron las reaperturas al permitirse el funcionamiento, con cupos mínimos, en balnearios, centros recreativos, parques acuáticos, casinos, billares y boliches.