PCHUCA, Hgo., 12 de enero del 2021.- A la par con el aumento al precio del gas, está disminuyendo la demanda del combustible, informan repartidores.

La baja en las ventas la atribuyen al cierre de algunos establecimientos y a la disposición de vender comida solo para llevar en restaurantes, fondas y puestos, debido a medidas sanitarias contra la propagación de Covid 19.

Algunos comercios dedicados al expendio de antojitos en tianguis, mercados y vía pública han experimentado menos ventas por restricciones en los aforos y en consecuencia usan menos gas.

Repartidores de gas butano expresan que en algunas cocinas económicas y tiendas de antojitos han bajado la cortina, aunque la mayoría se mantienen abiertas por que son productos esenciales.

También informaron que desde finales de diciembre el litro del combustible para tanque estacionario se ubicó arriba de los 11 pesos cuando a mediados del año era de entre 9.50 y 10 pesos.

No obstante la pandemia se aplican alzas de precios.