PACHUCA, Hgo., 6 de abril de 2021.- Hasta 26 negocios por semana cerraron en 63 municipios hidalguenses durante el periodo más crítico de la pandemia, mientras que actualmente siguen registrándose entre dos y tres cierres pese a reiniciarse la actividad, además de que se visualiza que la recuperación económica para “estar como antes” tomará al menos diez años.

Lo anterior informó, en entrevista para Quadratín Hidalgo, Eduardo Iturbe, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Pachuca (Canaco Servytur), al referir que, aunque no existe un mecanismo de conteo tan eficiente para poder identificar las pérdidas, sí se distingue una desaceleración de un tercio de la economía, según estándares mundiales.

No obstante, es a partir del servicio de asistencia para la baja digna que la cámara proporciona, que es posible identificar el número de cierres aproximado.

“La gente trae créditos, multas, una serie de compromisos, y para cerrar también se requiere dinero, como para liquidar a la gente, hacer convenios ante la junta de conciliación y arbitraje, etcétera. Lo que buscamos es que las políticas para la apertura de negocios sean mucho más laxas, porque el costo de licencias de funcionamiento hoy en día está por las nubes, lo que dificulta la apertura de negocios”, explicó.

Iturbe Méndez consideró que las medidas que se tomen en las economías locales son aquellas que harán disminuir o ampliar la brecha, “hay que enfocar medidas que atiendan al nanocomerciante, que es la media de nosotros, este comerciante que ni siquiera es micro, que está en un nivel de emprendimiento, es el que tenemos que reforzar porque es el más vulnerable en el proceso económico, que el empresariado y comerciantes que a diario abren su cortina, crezcan, es nuestro objetivo”.

En ese tenor, dijo que, si bien es importante la atracción de inversión y de capitales externos, es fundamental proteger a la gente que ya tiene un negocio, a la ciudadanía que integra la economía local.

“Hay gente que sólo tiene 100 mil pesos para meterlos a un negocio, que es el gasto promedio, y hay licencias, como las de restaurantes con bebidas alcohólicas, que están alrededor de $60 mil, lo que deja a los emprendedores sin capital para invertir”, informó.

Por lo anterior, señaló que buscan convencer al gobierno municipal de Pachuca, que no ha flexibilizado sus políticas en torno al comercio tradicional, de que se empareje la disposición del 70 por ciento de descuento por licencias también para el comercio formal, como lo tiene el informal.