PACHUCA, Hgo., 24 de noviembre del 2021.- Desde la creación de la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción, un total de 61 denuncias fueron iniciadas contra alcaldes y ex mandatarios municipales, pero solo se ha dado una detención por presuntas corruptelas, lo que hace al día de hoy cero sentencias contra presuntos implicados de este nivel.

El procurador general del estado, Alejandro Habib Nicolás señaló que la ciudadanía tiene una mala impresión de la institución, pero busca cambiar esta perspectiva, aunque con ello arrastra la poca efectividad que tiene la fiscalía para lograr acreditar ante los acusados delitos de corrupción, lo que frena su ambición de romper esta animadversión hacia la PGJE.

En datos del mismo procurador, desde la creación de la Fiscalía Anticorrupción en octubre de 2017 hasta hoy existen mil 369 carpetas de investigación, de las cuales 494 están en integración y en 738 se resolvió el no ejercicio de la acción al no acreditarse tales hechos, lo que se traduce al 53.9 por ciento.

Del número de casos que sí pasaron el filtro, 42 se judicializaron, es decir, que llegaron a la otra instancia para continuar su proceso, de las cuales se logró 32 vinculadas a proceso con resultado de 45 personas bajo esta situación, lo que arrojó finalmente 10 sentencias condenatorias.

Pese al balance que se dio a conocer como fructífero por el gran volumen de cifras, se resalta que ninguno de estos casos condenatorios ha alcanzado a algún alcalde, pese a que existen en manos de la fiscalía 61 carpetas de investigación.

De lo anterior, el procurador mencionó que en estos casos se involucra a 59 ex alcaldes y a dos mandatarios municipales en funciones, esto sin dar mayor detalle a causa del debido proceso de la investigación.

Mientras que, de los casos más recientes de detenciones contra de Alfonso Delgadillo ex alcalde de Tepeapulco se deslinda de actos de corrupción, esto por el ilícito de asalto equiparado agravado.

El segundo, referente al ex mandatario de Mineral de la Reforma por 9.6 millones de pesos en términos de la nómina del ayuntamiento, sin embargo, éste, se mantiene en vinculación a proceso, por lo que al día de hoy no se tiene una sentencia que acredite una culpabilidad por corrupción.

De tal modo que de los 61 casos existentes y en cartera contra alcaldes, apenas uno está aprehendido y en espera de una sentencia absolutoria o condenatoria, que a su vez representa cero sentencias contra actores presuntamente relacionados con actos de corrupción.

Pese a que ante el cuestionamiento de la efectividad y productividad de la Fiscalía Anticorrupción y de la aparente lentitud con la que opera, Habib Nicolás desglosó una serie de datos duros a fin de revertir la mención contra la fiscalía anticorrupción estatal.

Bajo el desglose, añadió la existencia de 11 carpetas en archivo temporal; 64 como incompetencias; 20 en criterio de acumuladas, refirió que 42 se judicializaron, es decir, que llegaron a la otra instancia, de las cuales se logró 32 con vinculadas a proceso con resultado de 45 personas bajo esta situación.

Abundó en su intervención la presencia de la aplicación de 90 medidas cautelares; 16 medidas de protección, así como 18 bajo suspensión provisional.

Destacó que 975 de esas carpetas se le atribuyó al delito de abuso de autoridad, 88 por peculado y 46 por infidelidad de la custodia de documentos, esto como las más sobresalientes.

La falta de celeridad en los casos, justificó el procurador, va en la línea de que no todos los delitos requieren los mismos actos de investigación y, por lo tanto, no tardan el mismo tiempo.