PACHUCA, Hgo., 11 de enero del 2021.- La Procuraduría General de Justicia de Hidalgo anunció que reduce al mínimo sus actividades debido al repunte de contagio de Covid-19.

Esto implica la suspensión de algunos servicios, entre ellos:

  • Expedición de actas circunstanciadas.
  • Expedición de constancias de no antecedentes penales.
  • Expedición de constancias de vehículos no robados, exceptuando casos en que el automotor esté relacionado con alguna carpeta de investigación.

En un comunicado, la dependencia señala que se cierran agencias del Ministerio Público y a la vez se brindan alternativas.

Desde el inicio de la emergencia de salud, paulatinamente disminuyó el capital humano.

Ahora, ante el incremento de contagios, la institución redujo al mínimo el personal con que es posible su funcionamiento.

Se pide a la población que evite acudir a las oficinas si no es totalmente necesario.

En estos días, la Procuraduría enfoca su actividad a la atención de delitos que requieren la intervención inmediata del Ministerio Público, «a través de una política de persecución penal que se adecuó a las circunstancias actuales».

Señala que el personal de Ministerio Público, Servicios Periciales y de la Policía Investigadora así como de las demás áreas que se conforman en la Procuraduría, también están en riesgo.

La dependencia, cargo de Raúl Arroyo González, se sumó el exhorto de quedarse en casa.