PACHUCA Hgo, a 21 de agosto 2019.- La Unidad Especializada en el Combate al Secuestro (UECS) de la Procuraduría General de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH), obtuvo sentencia condenatoria de 110 años de prisión en contra de un hombre identificado como Luis Antonio “N”, quien fue acusado de haber secuestrado y privado de la vida a su víctima.

Derivado de hechos ocurridos en 2017, la madre de la víctima, denunció ante la Unidad Especializada en el Combate al Secuestro de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), la privación ilegal de la libertad de su hija, en Mineral de la Reforma.

Una vez iniciada la carpeta de investigación, personal de la UECS puso en marcha un operativo de inteligencia a cargo de un grupo multidisciplinario conformado por células de policías investigadoras e investigadores, negociadores, especialistas en manejo de crisis y agentes del Ministerio Público, quienes realizaron las investigaciones necesarias sobre el secuestro.

Para liberar a la víctima, los plagiarios exigieron la cantidad de $800,00.00, sin embargo, personal especializado llevó la negociación mientras los familiares recibían atención y asesoría por parte de personal de la UECS, quienes mediante labores tácticas y de inteligencia dieron con el paradero del responsable de dicho secuestro, identificado como Luis Antonio “N” y ubicaron a la agraviada, aunque desafortunadamente sin vida, en un inmueble de la colonia El Calvario, en El Arenal.

Ministerios Públicos adscritos a dicha unidad antisecuestros recabaron indicios y con los medios de prueba suficientes acreditaron ante el juez de control la presunta responsabilidad del implicado en el secuestro y la muerte de la mujer, motivo por el que la autoridad judicial dictó la vinculación a proceso.

Después de agotar todas las etapas del proceso penal, el Tribunal de Enjuiciamiento, dictó sentencia condenatoria de 110 años de prisión en contra de Luis Antonio “N”, por el delito de secuestro agravado, así como también le impuso el pago por concepto de multa, por un millón 314 mil 720pesos y 384 mil 699 pesos por concepto de la reparación de daños.

Cabe hacer mención que esta es la sentencia más alta que se ha dictado por el delito de secuestro agravado, a partir de que opera el Sistema de Justicia Penal Acusatorio y Oral.

Otra persona que presuntamente está involucrada en los hechos, enfrenta también un proceso penal que se desahogará en los próximos días.