PACHUCA, Hgo., 20 de septiembre del 2019. Cerca de 3,200 libros podrían ser incinerados por órdenes del alcalde de Tlahuelilpan Juan Pedro Cruz Frías, bajo el argumento de que son piezas obsoletas y con hongos.

Helios Mora, ex director del Centro Cultural de la región junto con un grupo de maestros del Colectivo Cultural Artistico del Valle del Mezquital, denunciaron esta situación y recordaron que en el 2017 se creó el Centro Cultural de Tlahuelilpan para convertirlo en un recinto de las Bellas Artes no sólo en esta demarcación, sino de toda la región.

Sin embargo, después de la explosión de un ducto de Pemex en San Primitivo ocurrida el 18 de enero pasado, las instalaciones fueron usadas por dependencias de la federación, estado y municipio para dar atención a las familias afectadas.

Se puso en marcha el programa de Resiliencia desde las Bellas Artes, a todos aquellos familiares afectados después de dicha tragedia, las becas otorgadas fueron cubiertas por el equipo de catedráticos y expertos en la materia que brindaban sus servicios en el Centro Cultural de Tlahuelilpan, el cual, hoy ya no funciona.

En mayo pasado, ciudadanos preocupados por la Cultura y el fomento a la lectura de la zona, recolectaron cerca de 3,800 ejemplares que fueron ubicados en la planta alta del Centro Cultural, bajo el nombre de biblioteca Jorge Antonio García Pérez, la cual está siendo desmantelada y fueron hurtados los mejores títulos y el resto de libros pretende incinerarlos el alcalde.

Todas las acciones a favor del centro cultural fueron emprendidas por el ex director, por medio de un proyecto que fue aprobado por el Munícipe.

Después del despido injustificado y bajo una guerra sucia emprendida contra Helios Mora, hoy el Centro Cultural funge como un centro de usos múltiples donde Cruz Frías y su actual director de Cultura Cesar Octavio López Castillo realizan comidas y fiestas personales en lo que funcionaba como la galería de exposición.

El grupo de maestros encabezados por Mora solicitaron el apoyo al Gobierno del Estado para frenar este atentado Contra la Cultura y el arte de una región plagada de delincuencia, robo y violencia.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Cultura en Hidalgo, Olaf Hernández, refirió que hasta esta tarde desconocía del tema y la dependencia no tenía denuncia del hecho.

La biblioteca y centro cultural de Tlahuelilpan, dijo, no están bajo la gestión de la Secretaría a su cargo, por lo que no tendrían injerencia sobre las decisiones locales sobre el acervo.

No obstante, sí resaltó que buscará hacer una recomendación al respecto de la determinación tomada por el Gobierno Municipal sobre el destino de los libros, pues es una cantidad importante, por lo que es necesario evaluar y, en su caso, reconsiderar la decisión.