VALLE DEL MEZQUITAL, Hgo., 17 de septiembre de 2020.- Actualmente se desarrolla una zona de baja presión en el suroeste del Golfo de México cuya probabilidad de desarrollarse a ciclón es de 90% en el pronóstico a 48 horas. Se localiza aproximadamente a 195 kilómetros al este-noreste de Tuxpan Veracruz con desplazamiento lento hacia el norte, su circulación favorecerá días nublados y lluvias en los próximos días en varios estados del país, entre ellos Hidalgo.

Lo anterior lo dio a conocer este jueves el coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), Jorge Zavala Hidalgo.

Añadió que se pronostica que mañana evolucione a depresión tropical fortaleciéndose rápidamente a tormenta tropical.

Su circulación favorecerá durante los próximos días, nublados y lluvias de intensas a torrenciales en zonas de Chiapas, Hidalgo, Nuevo León, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz, así como vientos con rachas muy fuertes y oleaje elevado en costas del Golfo de México.

Asimismo, junto con la directora general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) Blanca Jiménez Cisneros; la titular de la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC) Laura Velázquez Alzúa, dieron a conocer que para la temporada otoño-invierno, se pronostica el ingreso a México de 54 frentes fríos, cifra mayor al promedio, que es de 44.

Zavala Hidalgo detalló que estadísticamente la temporada de frentes fríos inicia en septiembre y concluye en mayo, aunque algunos sistemas pueden desarrollarse fuera de estos meses.

Precisó que en la primera quincena de septiembre ya ocurrieron 3 frentes y para la segunda quincena se prevén entre 2 y 3.

Añadió que en esta temporada también se registran las tormentas invernales principalmente durante los últimos y primeros meses del año, así como los ríos atmosféricos, fenómenos que ingresan una gran cantidad de nubosidad desde la zona del Océano Pacífico, provocando lluvias de intensas a torrenciales.

Las consecuencias de los fenómenos invernales son, en general, temperaturas bajas, lluvias de intensas a puntualmente torrenciales, vientos fuertes y oleaje elevado, efectos que dependen de las características de cada sistema.