TIZAYUCA, Hgo., 6 de marzo de 2020.- En protesta por la creciente inseguridad en el municipio, habitantes de cinco secciones de los fraccionamientos Olmos y El Cid se manifestaron anoche cerrando el paso a la altura del puente vehicular de la colonia Rancho Don Antonio.

Los vecinos exigen que el gobierno municipal proporcione mayor seguridad pública, pues, afirman, los delincuentes son detenidos y después liberados.

Se refirieron a los hechos recientes en los que cadáveres han sido hallados sin vida en las inmediaciones de fraccionamientos, incidentes que son reportados, en su mayoría, por vecinos que hacen los hallazgos por las mañanas de víctimas que son ultimadas de madrugada.

El alcalde Gabriel García Rojas atendió a los inconformes, quienes se mantuvieron por espacio de unas dos horas en el sitio solicitando la atención del edil.

Le exigieron solucionar el grave problema de inseguridad y proporcionar vigilancia permanente en sus zonas habitacionales, así como proporcionar equipo adecuado a los elementos policiales para realizar eficientemente los operativos de revisión a pasajeros de autobuses.

Jóvenes estudiantes residentes de la zona, en una oportunidad, le expresaron al presidente municipal que viven con miedo por la cantidad de ilícitos que se cometen y quedan impunes.

Al respecto, García Rojas señaló que, una vez puestos a disposición de la autoridad ministerial, los detenidos por presuntos actos delictivos ya no dependen de la Policía Municipal, aunque se comprometió a solicitar información sobre los presuntos delincuentes detenidos recientemente y que los vecinos afirman han sido liberados.

Igualmente, autorizó la vigilancia inmediata y permanente de la zona con cinco patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y la adquisición de equipos garret para la revisión de pasajeros de autobuses, a fin de disminuir los asaltos en el transporte público.

Comprometió la colocación de más cámaras y el monitores eficiente de las mismas así como la implementación de acciones para rehabilitar el alumbrado público.

Los vecinos acordaron reunirse nuevamente con el alcalde el próximo lunes por la tarde, cuando, dijeron, le expondrán, además de ayuda exigencia respecto a seguridad, soluciones a problemas como el abasto de agua potable, rehabilitación de parques, obra pública pendiente entre otros puntos.

La vialidad fue liberada cerca de las 22:00 horas de ayer tras la plática callejera con el alcalde.