La secretaria de finanzas del gobierno estatal, Jessica Blancas, entregó al congreso local el proyecto de presupuesto de egresos para el año fiscal 2021 y de entrada dijo que tendrá un incremento del 0.06 por ciento. De entrada, este planteamiento contrasta con la opinión vertida por los legisladores del PRI, quienes, en el mismo Poder Legislativo, advirtieron que para el próximo año habrá un recorte de 2,301 millones de pesos, en el presupuesto para Hidalgo.

En este mismo espacio s dio voz a la opinión del diputado José Luis Espinosa Silva, quien incluso dio detalles de los rubros donde consideran que habrá disminución en las partidas presupuestales, haciendo énfasis en el tema educativo, salud y seguridad social.

Pero también hubo  opiniones para considerar que la tesis de los legisladores priistas con respecto a que habrá recorte a los dineros para Hidalgo, es “imprecisa” Más bien, dice un asiduo lector que pidió el anonimato, que la retórica de que el recorte se debe a los diputados federales de Morena, no es cierta y la atribuye más bien a que cambiaron la estructura total del presupuesto de egresos de la Federación y en todo caso no hay falta de gestión, sino extinción de partidas, lo que comenzó con este gobierno federal.

Lo cual, afirma esta voz, no es un caso privativo de Hidalgo. El discurso del PRI y del gobierno de Hidalgo va de “dos filos”. Por un lado, del oficial, dicen que son aliados y seguidores de las políticas públicas presidenciales (incluida la económica) y, por otro lado, golpean las decisiones del legislativo para evidenciar las fallas de la misma política de la Federación.

Agrega: el problema de la mayoría de esos recursos que ahora dicen que no llegaron, es que precisamente, históricamente, eran destinados a obras púbicas que representaban negocios de constructoras de los mismos legisladores.

Si nos atenemos a la información dada en el Congreso local por la encargada de las finanzas del poder ejecutivo estatal, Jessica Blancas, en cifras el presupuesto para el próximo año será casi igual al del este 202.

El proyecto contempla recursos del orden de los 50 mil 273 millones 382 mil 361.90 pesos, contra los 50 mil 242 millones 794 mil 196.90 pesos de este año, que representan una diferencia a favor del 0.06 por ciento.

Aunque, hay que reconocer la dependencia del estado con respecto de la federación, un tema de discusión nacional y que ha orillado a 10 gobernadores a reclamar las modificaciones de la coordinación fiscal Federación-Estados.

Del total de recursos a ejercer el próximo año las aportaciones federales son del orden de los 24 mil 643 millones 619 mil 496 pesos y las participaciones federales, son de 17 mil 817 millones 282 mil 413 pesos.

Los ingresos propios son de 4 mil 700 millones 101 mil 274 pesos.

Frente a todo esto, los legisladores federales de Morena, no han dicho, hasta ahora “esta boca es mía”.