PACHUCA, Hgo., 20 de noviembre del 2020.- “No vemos responsabilidad alguna ni al patrimonio ni a las responsabilidades como funcionaria”, planteó la ex alcaldesa de Pachuca Yolanda Tellería Beltrán al acudir este día a la Secretaría de Contraloría y Transparencia del ayuntamiento de la capital.

Posterior a acudir a su cita ante la dependencia municipal, la ex mandataria local precisó que el motivo por el cual se le llamó y único punto que se abordó fue el aclarar de una supuesta irregularidad por la creación de una plaza de asistente en la Secretaría de Administración, misma que negó como anomalía en su gobierno.

Aseguró que no hay irregularidades en este sentido pues todo está aprobado en el presupuesto, desde 2016 hasta 2020.

Descartó que en la reunión con la contraloría local se le atribuyeran más irregularidades o anomalías en su mandato contra los recursos del municipio, mismos que identificó e hizo del conocimiento público el Concejo Municipal Interino de Pachuca y que ahora están en manos de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo.

“No vemos responsabilidad alguna ni al patrimonio ni a las responsabilidades como funcionaria”, mencionó con seguridad la ex alcaldesa.

Referente a amparos que ya tramitó a su nombre, aclaró que esto responde a la denuncia que hay en su contra en la Fiscalía Anticorrupción estatal por parte de Eduardo Sánchez Rubio, ex secretario de Obras Públicas, Desarrollo Urbano, Vivienda y Movilidad y no bajo los casos de los cuales se le responsabiliza a la salida de su administración.

Refirió que atenderán cualquier situación que el concejo o la nueva administración entrante señalen, a las cuales acudirán para aclarar.
“Nosotros actuamos bien, tenemos ahí la entrega-recepción, al momento no tuvimos ninguna observación de esta entrega-recepción, ya pasaron más de 30 días lo correspondiente de la Auditoría Superior, peso estaremos pendientes”, finalizó.

El Concejo Municipal de Pachuca entregó a la ASEH un pliego de observaciones de lo localizado mediante una inspección empleada tras la salida de Tellería Beltrán, en donde documenta la presencia de falta de pago de deuda a proveedores por 60 millones de pesos; se suma la falta de recursos para aguinaldos que no se dejó por 64 millones de pesos; la presencia de “aviadores” en su administración en 40 plazas, así como la renegociación del contrato de luminarias que generaría -de comprobarse-, una daño a la hacienda por el cobro de renta de las mismas.