• Caos general en la educación pública y hasta 10% de aviadores
  • Y sobran 40% de maestros según recomendación de la Unesco
  • En diciembre desaparece el organismo constructor de escuelas

El diagnóstico educativo sólo tiene un calificativo:

-Caos.

De este dato parten las actuales autoridades para determinar qué hacer con la enseñanza pública una vez aprobada la reforma constitucional y en espera de todas las leyes reglamentarias.

A este problema deberán someterse los gobiernos estatales cuando negocien y convengan con la federación el traspaso de la nómina magisterial antes de firmar el convenio respectivo.

Todas las entidades, menos dos.

Alejandro Murat Hinojosa no tiene problemas en Oaxaca porque la federación absorbió ya el gasto administrativo y ha dejado de ser una carga para el estado.

Y la capital de la república, cuyo estatus ha sido especial porque depende directamente de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y Luis Humberto Fernández es titular de la Autoridad Educativa Federal por designación presidencial.

Pero los gobernadores restantes deberán atender esta concentración federal, cuyo paso definitivo se dará a partir del año próximo… previas negociaciones individuales.

Y SOBRA 40% DE LA NÓMINA

El clamor es generalizado.

Por ejemplo, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo, ya informó tanto a Palacio Nacional como al titular de la SEP, Esteban Moctezuma, sobre la imposibilidad de cumplir en tiempo y forma los pagos a maestros.

Con mayor energía ha reclamado la federalización el mandatario de Michoacán, el perredista Silvano Aureoles, a quien personalmente Andrés Manuel López Obrador ha prometido atenderlo.

En cuanto a evaluación, Michoacán es la entidad mejor diagnosticada.

Ahí hay, como en muchos otros lugares del país, dos sistemas de enseñanza básica, normal y tecnológica: uno federal con presupuesto manejado desde la Ciudad de México y otro local.

Cada uno tiene en promedio 35 mil plazas y un primer muestreo agrega diez por ciento de eventuales, más otros comisionados cuyo costo debe cubrir el erario michoacano.

Este dato, bajo polémica desde hace seis años por la reforma de Enrique Peña Nieto, muestra el incumplimiento de la promesa de purificar la nómina para evitar desvíos presupuestales.

Pero no ha sido así

Peor aún: a nivel nacional se estima un promedio de 16 alumnos por cada mentor, aunque la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) recomienda 25.

Si se atiene este dato, la nómina magisterial del país podría reducirse en 40 por ciento… y aun así habrá plazas automáticas para egresados de las normales.

ADIOS CAPFCE, ADIÓS INIFED

A propósito, ya está en marcha la desaparición del organismo que creó la infraestructura escolar.

El Capfce fue convertido en Inifed y ya está vigente el decreto de su liquidación, tarea a cargo de su titular Jorge Jiménez Alcaraz.

Estos trabajos deberán culminarse en diciembre, cuando la SEP de Esteban Moctezuma pasará a una segunda etapa: la dignificación de los planteles oficiales.

Se hará desde un nuevo organismo denominado La Escuela es Nuestra, pero los recursos ya no serán concentrados en la Ciudad de México, sino entregamos a directores y padres de familia.

Una medida más, promete el gobierno actual, para combatir la corrupción pública, involucrar a la sociedad en las tareas escolares y reactivar las economías lugareñas.