PACHUCA, Hgo., 9 de enero de 2019.- La noticia ha ocupado la primera plana de diversos diarios estatales, “Podría Olvera testificar por desvío de recursos en SEPH”, El Independiente de Hidalgo, “Piden que exgobernador testifique por caso SEPH”, Criterio. Ambos encabezados en referencia a que el exgobernador de Hidalgo Francisco Olvera Ruiz podría ser llamado para declarar como testigo en el caso por el desvío de 126 millones 871 mil 653 pesos, correspondientes solo por la causa penal 355/2016.

Especie que inicio con las declaraciones del abogado defensor Francisco Áureo Acevedo Castro, quien en uso del derecho de su cliente José Antonio Turrubiarte Delgadillo, ex director de Recursos Financieros y Materiales de la SEPH, solicitó al juez previo a pedir ampliación del plazo para desarrollar la audiencia intermedia del ex funcionario público. Tal beneficio lo consagra el articulo 20 constitucional, para ser recibidos los testigos y demás pruebas pertinentes que ofrezca, y auxiliándosele para obtener la comparecencia de las personas cuyo testimonio solicite, en los términos que señale la ley.

Al no ocupar ningún cargo público Olvera Ruiz tendría que comparecer personalmente a la audiencia en carácter de testigo.

Las capturas de Turribiarte Delgadillo y del exsubsecretario de Finanzas de la Secretaría de Educación Pública estatal, Pablo Pérez Martínez, representaron un mensaje firme y contundente de Gobierno del Estado contra la impunidad.

Los desvíos de recursos financieros tanto en la secretaria de Educación como en el sistema de Radio y Televisión de Hidalgo, permiten especular que en el saqueo al patrimonio de los hidalguenses, hubo complicidades al más alto nivel.

Actualmente siete de cada diez mexicanos que nacen pobres, se quedaran pobres toda su vida. Por ello ofende mucho más el saqueo de las arcas en estas dos entidades gubernamentales.

Hoy un abogado, en defensa de los derechos de su cliente solicito al juez que lleva la causa penal, admita favorablemente la prueba ofrecida.

Por lo que de ser admitida por el juzgador, el ex gobernador será llamado a declarar, como máximo superior jerárquico, porque él fue el encargado de nombrar a las personas que estaban a cargo de la SEPH.

Ya el defensor en entrevista manifestó que: “lo vamos a citar como testigo para que venga a decirnos qué sabe de los movimientos económicos que él ordenaba dentro de su gobierno”. Y amplio que es pertinente la presencia de Olvera Ruiz, porque debe dar cuenta de las instrucciones que en su momento dio a los funcionarios.

Es poco probable y quizá para algunos sea inverosímil que de testigo pueda pasar a imputado. Pero lo que es un hecho, es que las acciones documentadas dibujan el Hidalgo que ya no queremos, uno desigual, disparejo e injusto.