PACHUCA, Hgo., 5 de diciembre de 2018.- Con la entrada del nuevo gobierno federal, la renuncia en cascada de algunos delegados federales en Hidalgo no se hizo esperar, entre ellos Víctor Velasco en Sedesol; Daniel Lara Baños en la Secretaría del Trabajo; José Alberto Chávez Mendoza en Profeco; Gerardo Salomón Bulos en SCT y Erika Molina en Migración, más los que se acumulen. Esta situación ha provocado incertidumbre entre usuarios de los servicios que brindan estas dependencias, ya que ante la desaparición de la figura de delegados anunciada por el presidente de la República desconocen quién dará seguimiento a sus peticiones y trámites que realizaron durante el sexenio pasado. Mientras que Abraham Mendoza Zenteno, Coordinador en Hidalgo y enlace del gobierno federal, se encuentra desaparecido, no contesta las llamadas telefónicas y tampoco ha dado a conocer el domicilio donde asentará su oficina. Habrá que esperar a que Mendoza aparezca para preguntarle estas y otras inquietudes que se formulan los ciudadanos.

Revanchismo político en el PAN

A la que se le cayó el teatro fue a la regidora pachuqueña Isabel Vite, quien ante la falta de apoyo de las mujeres de su propio partido, tuvo que echar mano de refuerzos externos para manifestarse en el Congreso local y exigir el desafuero del diputado local Asael Hernández Cerón a quien acusó de agredirla el pasado domingo. Todo iba bien hasta que una conversación de WhatsApp se filtró a la prensa delatando que su protesta fue un show montado que obedecía más a las grillas y disputas internas de Acción Nacional que a una verdadera intención de pedir justicia. Lamentable por la asambleísta que se prestó a un juego de revanchismo político escudada en las causas femeninas, así como lamentable también resultó que otras damas que simpatizaban con el diputado Asael Hernández recurrieran a la denostación y agresiones para acallar una protesta en el Congreso local, donde el día de ayer se vivió un triste y patético espectáculo.

Alcaldesa de Apan arropa de impunidad a sus hijos

Siguen desatados los hijos de la presidenta municipal de Apan, María Antonieta de los Ángeles Anaya Ortega, y se acumulan las denuncias de los pobladores que son víctimas de los atropellos y abusos de los juniors, quienes no sólo cuentan con la complicidad de su madre, sino con la protección de la policía municipal. Otro lamentable episodio se vivió ayer cuando las bendiciones de la alcaldesa agredieron a una comerciante que se encontraba con su pequeña hija, presuntamente porque se negó a venderles cervezas. En un video que circula en redes sociales se observa el momento en que uno de los juniors, enloquecido trata de lanzarse contra la denunciante, pero es impedido por otro sujeto que lo detiene.

Denuncian cobros indebidos en la UPMH

Alumnos de la Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo (UPMH) levantaron la voz ante lo que consideran un abuso por parte de los directivos de este plantel, ya que presuntamente se les está obligando a pagar 200 pesos de un examen del tercer corte, así como a comprar un libro de 500 pesos, lo cual les fue comunicado apenas hace una semana. Los quejosos aseguran que este cobro no tiene razón ya que no representa una certificación ni calificación válida, pues tan sólo del examen se recabarán medio millón de pesos (tomando en cuenta que son 2 mil 500 alumnos). Tanto el libro como el examen se tienen que pagar en efectivo y aún no se sabe si habrá recibos para detectar el destino de estos recursos.