PACHUCA, Hgo., 9 de junio del 2021.- Infructuoso e insípido resultó el ejercicio de comparecencia de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos de Género ante el Congreso de Hidalgo, cuya información más notable es la presencia de 163 feminicidios desde la tipificación del delito y ya confirmados 10 en 2021.

Pese a que el propio Congreso local señaló que dicha comparecencia no transmitiría la sesión de rendición de cuentas de esta instancia de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo, además de que no se compartiría información de la misma debido a la naturaleza de los datos, finalmente ésta se hizo del acceso público el observar la misma, a la cual acudió Luz María Ramírez Pérez como titular de la instancia especializada en atender los delitos de género, misma que no se limita sólo a esclarecer los feminicidios.

Al iniciar dicho ejercicio, la fiscal presentó un escueto balance de la condición en la que se encuentra Hidalgo bajo los delitos de feminicidios tales que, desde su tipificación en el Código Penal del Estado de Hidalgo hasta el día de hoy, se contabilizan como oficiales 163 casos, de los cuales 92 obtuvieron sentencia mientras que permanecen 50 procesos activos de este universo, de acuerdo a lo que presentó la fiscal.

Acentuó en su numeraría que sólo en los últimos 3 años, es decir, de 2019 a este 2021, los meses de mayor incidencia son de marzo a mayo, esto sin tener claro los factores de dicho comportamiento, para lo cual tampoco se tiene una zona específica del conflicto.

Destacó en este tenor que en 2019 se tuvo el 75 por ciento de efectividad por parte de la fiscalía, en 2020 con 84 por ciento y 2021, con la confirmación de 10 hechos de feminicidio, se tuvo el 100 por ciento están judicializados.

Mientras que des los años anteriores no dijo o precisó la efectividad en la atención y resolución de los feminicidios en Hidalgo.

Al entrar la serie de preguntas a la fiscal Ramírez Pérez por parte de los diputados, las preguntas rodaban en informar el estatus y seguimiento de los casos específicos y generales de las víctimas, hecho para lo cual, en contestación, la funcionaria de la PGJE se amparó en el Código Nacional de Procedimientos Penales que, aludió a que cualquier información en términos de carácter personal se podría atender de manera individual debido al respeto de las víctimas y el procedimiento a la carpeta, esto aunque se le pidió sólo saber del estatus de si había detenidos o en qué se encontraba, no en especifico a las características de la víctima e involucrados.

Así fueron pasando los legisladores cuestionando, mientras que la fiscal evadió la contestación parcial o total atendiendo a lo que le permitía la ley, sin tener resonancia para esclarecer o informar de la situación en la que se encuentra la violencia feminicidio en Hidalgo.

De igual forma se le preguntó la discordancia que hay entre cifras oficiales de la PGJE y de las organizaciones de la sociedad civil que dan seguimiento a la problemática, además de si existían canales de comunicación y cooperación, para lo cual nunca aclaró, lo que deja a la interpretación que no existe dicho canal de coordinación.

Ya en tribuna, y con un tono de molestia ante falta de información clara vertida por la fiscal en Atención de Delitos de Género, la diputada Viridiana Jajaira Aceves Calva, promovente de la comparecencia, se observó frustrada en que la compareciente no diera muestra de dar respuesta certera a los cuestionamientos, patrón que se repitió al preguntarle de diversos casos de mujeres asesinadas en la entidad, esto bajo lo adoptado en el Código Nacional de Procedimientos Penales, recurso que utilizó para no dar datos hasta generales.

“Y se lo digo a la fiscal, fuerte y claro, desconoce los temas, renuncie fiscal”, exclamó la diputada en tribuna al no obtener contestación de la fiscal.

Sin mayores resaltos ni información clara es que concluyó la comparecencia que dejó más dudas que respuestas ante el estado que guarda y sobre todo la atención de procuración de justicia a atender por los feminicidios en Hidalgo, lo que además dejó en claro, una falta de coordinación, como de comunicación con ONG’s u otras instancias fuera del marco gubernamental.

Por su parte, el yerro provino de la diputada Corina Martínez García, quien pidió a la fiscal informar en cuántos juicios había presidido y en cuántos obtuvo sentencia, esto la facultas de presidir es exclusiva del Poder Judicial mediante un juez, mientras que la fiscalía ante el Ministerio Público integra y defiende la investigación.

Sin embargo, en esta dinámica, la fiscal contestó que desde su titularidad en 2015 a la fecha se obtuvo 92 personas con sentencia, 4 de ellas bajo causas en el sistema tradicional.

A su vez, durante la comparecencia, en la intervención del diputado Víctor Osmind Guerrero Tejo, se interrumpió la voz del legislador, esto en reclamó de diputados que reprocharon que la fiscal Luz María Ramírez Pérez estaba en su celular sin poner atención al cuestionamiento, como falta de respeto, medida a la cual se disculpó.

Sin embargo, a lo largo de la comparecencia, lejos de poner el ejemplo, varios de los diputados que reprocharon la desatención, cometieron la misma grosería de no poner atención a la sesión y se les vio muy atentos a su teléfono móvil.