PACHUCA, Hgo., 10 de junio de 2021.- Un grupo de personas, entre familiares y conocidos de quien ya es conocida como la doctora Betty, fallecida la tarde de ayer en la barandilla de la Dirección de Seguridad Pública de Progreso de Obregón, se manifestaron hoy en la Subprocuraduría de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad, dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo.

Exigen justicia y el esclarecimiento de la muerte de Beatriz “N”, quien fuera detenida tras ser presunta responsable de un hecho vial en el citado municipio del Valle del Mezquital y después perdiera la vida en circunstancias que hasta hoy explicó la alcaldía de Progreso de Obregón.

Según un comunicado oficial, en relación con los hechos ocurridos ayer en el Área de Retención Primaria de la Dirección de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, la Presidencia Municipal informó que, al ser certificada por un perito en la materia, se asentó que la mujer presentaba “características físicas atribuibles al uso de sustancias” y que fue visitada por un varón que dijo ser su padre.

El comunicado oficial asegura que la joven médico fue hallada “suspendida con un objeto en el cuello”, por lo que fue trasladada a un hospital donde sólo se confirmó su muerte.

Inconformes con lo expuesto, los seres queridos de la joven de 30 años pidieron la atención de las autoridades, quienes les expusieron que aún no existe información sobre los hechos debido a que la investigación está en proceso.

Sería mañana que el cuerpo se entregara a sus familiares, en tanto se llevan a cabo los peritajes y la necropsia que determine las causas de la muerte de la mujer que habría entrado en buen estado de salud, pero después fue hallada sin vida.

Los familiares afirman que las acciones de la Presidencia Municipal han sido de mala fe, al no proporcionar las facilidades para la investigación.