MINERAL DE LA REFORMA, Hgo., 30 de octubre de 2016.- Apoyada por un amigo, una mujer fingió su secuestro, para lo cual exigía un pago de 250 mil pesos a sus familiares, sin embargo fue descubierta por la Procuraduría Genercal de Justicia del estado de Hidalgo (PGJEH) a través de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS).

La fiscalía hidalguense detalló que el pasado 23 de octubre una mujer de iniciales M.I.A.E. inició el acta circunstanciada SAO/NAC/UECS/2016/TRES/21 por el supuesto secuestro de su hija de iniciales M.I.A.G., de 32 años de edad, pues declaró que ese mismo día empezó a recibir mensajes y llamadas telefónicas vía whatsapp para pedir un rescate de 250 mil pesos a cambio de la libertad de su hija.

También fueron enviados mensajes al esposo de la víctima y a otros familiares les enviaron fotografías donde la joven se encontraba amarrada con vendas y sentada en una silla, mientras que en otras aparecía amarrada con vendas y acostada en un colchón.

El último mensaje que la familia recibió fue el 25 de octubre, después de esa fecha se perdió comunicación con los supuestos secuestradores, no obstante, en labores de inteligencia que realizó personal especializado de la Unidad Especializada de Combate al Secuestro (UECS) se obtuvo un domicilio en el que probablemente se tenía a la víctima.

El 27 de octubre el acta circunstanciada se elevó a carpeta de investigación con número único 12-2016-10917.

Agentes antisecuestro acudieron al domicilio ubicado en Mineral de la Reforma e ingresaron el mismo 27 de octubre a las 21:50 horas, en donde detuvieron a E.C.B. y fue localizada la víctima M.I.A.G., quien al ser entrevistada manifestó que nunca estuvo secuestrada, sino que simuló su secuestro junto con E.C.B. para justificar que no había llegado a su casa.

El 28 de octubre pasado fue judicializado el hecho por el delito de simulación de secuestro en contra de E.C.B. en agravio de la familia de la supuesta víctima, por haber sido el autor intelectual del engaño.

Después de que la detención fuera calificada como legal, fue formulada la imputación y se le impuso la medida cautelar de acudir a firmar cada mes ante la Unidad de Medidas Cautelares (Umeca), así como la prohibición de acercarse la familia, además de fijarle la prohibición de salir de Pachuca y Mineral de la Reforma.