PACHUCA Hgo, a 11 de junio 2019.- Frente a actos de protesta por integrantes de Antorcha Campesina durante el arranque de la segunda etapa de la Súper Vía Colosio, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad Meneses aseguró que no habrá recursos para ésta como otras organizaciones.

“Creo que todavía viven en los viejos tiempos, en los que el gobierno les tiene que entregar para su organizaciones, ya no es así (…), ya no habrá recursos para esas organizaciones“, sentenció el mandatario ante la presencia de estos manifestantes a un costado del acto protocolario.

El mandatario manifestó que el gobierno a su cargo tendrá dialogo con los verdaderos campesinos, a la gente pobre y necesitada, y no a este tipo de organizaciones que cuyas cabezas sólo buscan el interés propio.

“Los van a ver en todos los eventos públicos, van a seguir financiados por los grupúsculos que ustedes saben quiénes les dan lana por abajo para ver si así molestan, a mí no me molestan, ahí pueden quedarse todo el tiempo, nosotros a lo nuestro a trabajar por Hidalgo”, añadió el mandatario estatal.

Este día se anunció el inicio de los trabajos de la segunda etapa de la Súper Vía Colosio en su tramo perteneciente a Pachuca, mismo que contempla un distribuidor vial que agilice el flujo entre bulevar Colosio, bulevar Ramón G. Bonfil a la altura de la colonia el Palmar.

Para esta obra se contempla una inversión de 191 millones 603 mil 725 pesos, en apoyo del tránsito de más de 260 mil hidalguenses, mismo que comprende la construcción de un puente elevado en sentido Pachuca-Actopan, en una longitud de 850 metros a tres carriles.

Cabe recordar, que el 2 de abril de 2017, último acto donde hizo presencia en la entidad el líder nacional de Antorcha Campesina, Aquiles Córdova Morán asistió al evento a bordo de una camioneta Land Rover tipo Ranger con un valor que oscila entre los 134 mil a 239 mil dólares.

Mientras que parte de su comitiva se desplazó en una Jeep Limited, así como en un Porsche modelo Cayenne, vehículos que se cotizan entre el millón a los dos millones y medio de pesos.

Lo paradójico del evento fue el discurso del líder antorchista, ya que mientras denunciaba la desigualdad en el país y cómo la riqueza se concentraba en unas manos y la pobreza se desplazaba en varias zonas de México, el salía de la plaza en un lujoso automóvil, mismo que se argumentó que era para su seguridad ante posibles atentados.