PACHUCA, Hgo., a 25 de junio de 2020.- Esta tarde se llevó a cabo la instalación de diversos módulos de pruebas rápidas gratuitas para detectar Covid 19 en plazas públicas como Constitución, las canchas deportivas del Cerro de Cubitos, Centro de Salud, fraccionamiento La Providencia y Bodega Aurrerá Plaza Gran Sur, donde como parte del Operativo Escudo se aplican pruebas gratuitas a la población de la zona metropolitana de Pachuca.

Sin embargo, apenas el lunes pasado la Secretaría de Salud Federal compartió la posición de la Organización Mundial de la Salud (OMS) al respecto de que la aplicación de pruebas rápidas no es recomendable.

Por medio de Jean Marc Gabastou, asesor regional de emergencias de salud de la Organización Panamericana de la Salud, la OMS señaló que no está a favor o no recomienda las pruebas masivas en un país tan inmenso, complejo y diverso como México, ya que no es, por ejemplo, una isla del Caribe en que se tenga acceso a toda la población.

No obstante, la organización aprobó las iniciativas que se toman para la prevención de contagio en lugares de riesgo.

También hace un par de semanas, Hugo López Gatell, subsecretario de salud, desestimó el uso de pruebas rápidas avaladas por Cofepris, ya que las mismas no detectan una infección actual, sino sólo si la persona ya tuvo la enfermedad, además de que las consideró imprecisas.

En su declaración de principios de junio López-Gatell anunció que hay siete pruebas rápidas que han sido avaladas por la Comisión Federal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios, “ello no significa que deban usarse”, dijo, al tiempo que señaló que se recomendaría a las autoridades estatales no utilizarlas debido a que los resultados falsamente positivos o negativos pueden causar confusión.

Más recientemente, López-Gatell insistió en la estrategia de aplicar pruebas de laboratorio a las personas que lo necesiten para guiar las acciones de salud pública, además de que la aplicación indiscriminada disminuye la posibilidad de que las mismas resulten negativas.

Esta es la otra de las medidas no recomendadas por la Secretaría de Salud y la OMS que se aplica en Hidalgo, ya que previamente se anunció la colocación de túneles sanitizantes, cuyo uso ha sido controvertido.

En tanto, hasta el momento se desconoce la inversión exacta realizada en este tipo de recursos, como son los túneles y las pruebas rápidas, así como la justificación para aplicar medidas que los organismos de salud federales y mundiales han desestimado.