PACHUCA, Hgo. a 14 de febrero de 2020.- Tras un extenso juicio que duró más de 15 años, el libro «La Sosa Nostra: porrismo y gobierno coludidos en Hidalgo» nos costó 739 mil pesos contra los 16 millones que pedía por daño moral Gerardo Sosa Castelán, manifestó con ironía el autor hidalguense Alfredo Rivera Flores.

Durante la ponencia del autor de la polémica historia que data del andar del presidente del patronato de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), dijo que este libro que generó la furia de Sosa Castelán, entre lo malo que se dio con el fallo de la autoridad judicial al condenar su historia, lo bueno es que la cifra monetaria demandada por el daño a la imagen del líder del Grupo Universidad no fue la deseada y mucho menos la más cercana.

Destacó que tras la condena dada a conocer a finales de diciembre de 2019, ésta ya se integró al ex líder porril apenas hace 8 días, misma que ascendió a sólo 739 mil pesos y no a los 16 millones que buscaba Sosa Castelán fundamentando que ese era el costo de inversión en los servicios jurídicos que a los que acudió en de estos 15 años con 6 meses cuando se levantó la demanda.

Recalcó con ironía y humor que el libro sobre las andanzas el ex líder de la Federación de Estudiantes Universitarios de Hidalgo (FEUH) costó estos 739 mil pesos, mientras que se beneficiaron con las regalías de la venta del libro con apenas unos 150 mil pesos.

«No creo que los costos sean altos cuando uno está defendiendo las causas en las que cree», consideró el escritor.

Fuera de lo anterior destacó que entre lo bueno del documento es la intervención que realizó en el prólogo el periodista y escritor Miguel Ángel Granados Chapa, del cual se dijo siempre agradecido.

Por último haciendo un balance desde la publicación del libro en discordia hasta la actual fecha y del lugar en el que están tanto el como el líder universitario, consideró lo siguiente:

«Gerardo Sosa en lo suyo, acumular poder político a través de negociar votos y dinero universitario a cambio de diputaciones, involucrado en investigaciones de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda, tratando de justificar los dineros de las cuentas que han sido congeladas, las personales y otras a cargo de la universidad, implementando acciones para apoderarse de las candidaturas de Morena en el mayor número de municipios hidalguenses, moviendo a sus hermanos y seguidores invondicionales para que le habrán espacios políticos en los diferentes partidos».

Por su parte el periodista colaborador del semanario Proceso, Álvaro Delgado, acompañando la ponencia lamentó el desenlace de la condena al libro exponiendo que políticos y líderes caciquiles hagan uso de todos los recursos a su alcance para buscar amedrentar y que no se sepa la verdad y biografía de personajes de este tipo y añadió que si bien se equivocó al señalar que Sosa Castelán no ganaría en esta demanda, sí pintualizó que acertó en considerar que el libro tendría vigencia, como hasta ahora.

«Yo pienso, y con esto concluyo, que el hoy estemos aquí, en un encuentro de ciudadanos y periodistas hace vigente la exigencia de someter a escrutinio a todos los políticos, a éste en particular, a Sosa Castelán, que hoy también busca ser quien gobierne a todos ustedes», acentuó Álvaro Delgado.