PACHUCA, Hgo., 9 de agosto de 2019.- El estado de Hidalgo se encontraría en una crisis de abastecimiento de agua en próximos años, debido al exceso de la explotación de este recurso, el crecimiento poblacional, la actividad agrícola, junto a los efectos del calentamiento global, lo anterior de acuerdo con el estudio Aqueduct Country Rankings, del World Resources Institute (WRI).

En dicho instrumento ideado para mostrar las condiciones de desabasto y estrés hídrico a nivel mundial, este instituto pone a México en el sitio 24 de entre 164 países estudiados en dicho instrumento, que si bien no se ubica en un lugar preocupante, sí se acerca a agudizar este problema.

En el caso específico de los estado de la República, la herramienta muestra a Hidalgo en el lugar 7 de entre las 32 entidades federativas que tiene problemas en el abastecimiento del recurso hídrico, mientras que el primer sitio lo encabeza Baja California Sur, con una puntuación de 5, la más alta dentro de la escala que pone el WRI.

En el mapa que se muestra, a Hidalgo se le localiza con un nivel de estrés hídrico, -el cual se presenta cuando la demanda de agua es más alta que la cantidad disponible durante un periodo determinado o cuando su uso se ve restringido por su baja calidad-, con un estrés extremadamente alto, de ahí su calificación de 4.63.

En riesgo de sequía se le considera en un ranking de mediana a alta la problemática venidera para la entidad, mientras que el renga de inundación fluvial se encuentra de bajo a medio.

Cabe destacar en el estudio, que entidades ubicadas en la zona dentro del país también se ubican como entidades con altos índices de estrés hídrico, tales como Querétaro, Guanajuato, el Estado de México y la Ciudad de México, los cuales se encuentra por encima de Hidalgo en la escala.

Se menciona que este problema podría derivar en una crisis que de no poner alternativas para contrarrestar el estrés hídrico, podría derivar en lo denominado Día Cero, el cual significa cuando una ciudad se queda sin agua para consumo.