Atención

Con el propósito de ofrecer una mejor experiencia dentro de nuestro sitio web, le sugerimos que actualice su navegador, ya que usted cuenta con una versión de internet explorer antigua, que ya no tiene soporte por parte de microsoft y que representa un riesgo de seguridad para usted.

Sigue nuestra transmisión en vivo.
Click para seguir la transmisión
x
Foto: Especial

Trabajo infantil pone en riesgo el desarrollo de los menores: STPSH

Redacción
 
| 11 de enero de 2018 | 14:10
 A-
 A+

PACHUCA, Hgo., 11 de enero de 2018.- El trabajo infantil se encuentra prohibido debido que produce efectos negativos para el desarrollo físico, mental, psicológico y social de los menores de acuerdo con la Carta de Derechos Humanos y Laborales para Adolescentes en edad Permitida para Trabajar de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

La Ley Federal del Trabajo (LFT), establece que la edad mínima de admisión al empleo es de 15 años, mientras que el trabajo infantil se desarrolla al margen de la ley, por debajo de la edad mínima, informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social de Hidalgo (STPSH).

La ley castiga con prisión de uno a cuatro años a quienes ejerzan este tipo de prácticas y contempla una multa que asciende de 250 a 5 mil veces la Unidad de Medida y Actualización (UMA).

La Carta de Derechos Humanos y Laborales para Adolescentes en edad Permitida para Trabajar, considera que existen actividades denominadas “Trabajo Formativo” el cual consta de acciones positivas como ayudar en las labores del hogar, asistir a un negocio familiar fuera de las horas de escuela y durante las vacaciones escolares, siempre en condiciones no peligrosas.

Se considera “Trabajo Permitido”, a las actividades en las que participan adolescentes entre 15 y 17 años, es preciso aclarar que este tipo de actividades; no conllevan algún riesgo o peligro y no violentan los derechos humanos y laborales. Son vigiladas y reguladas por las autoridades del trabajo locales y federales.

Aquellos adolescentes que trabajan (entre 15 y 17 años de edad), cuentan con derechos laborales que deben cumplirse de manera estricta, entre las cuales destaca que su jornada laboral no podrá exceder más de 6 horas diarias, mismas que deberán dividirse en periodos máximos de 3 horas, con un reposo de una hora, según lo establecido en el artículo 123 constitucional, apartado A, fracción III y en el artículo 177 de la LFT.

Los adolescentes que trabajan deben hacerlo  siempre que exista compatibilidad entre los estudios y el trabajo, además de percibir un salario y decidir en qué utilizarlo. A pesar de existir regulación en las actividades laborales que pueden o no realizar los menores de edad, la STPSH condena el trabajo infantil y en caso de detectar este tipo de prácticas se solicita denunciarlo al número 148-70-88, 89, 90.