PACHUCA Hgo., 10 de enero de 2019.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que ayer por la noche el ducto Tuxpan-Azcapotzalco a la altura de Hidalgo volvió a sufrir una nueva afectación, el mismo donde ayer informó que había ocurrido una fuga que afectó el abastecimiento de combustible en la Ciudad de México.

El mandatario federal explicó que el ducto fue reparado ayer y se reestableció el servicio en todo el día, pero nuevamente en la noche volvieron a sabotear el mismo, por lo que anunció que se reforzará la seguridad en todo el ducto de traslado para evitar que se presenten más incidentes.

De acuerdo con López Obrador, quedará reparada la fuga del ducto este día, pero buscarán incrementar la seguridad en las zonas afectadas por las fugas que se han registrado en los últimos días y mencionó que se tuvo que cerrar la fuga para evitar que se presenten más fugas de combustible.

Agregó que se reforzará la seguridad en mil 600 kilómetros de ductos de traslado, por lo que reiteró que no habrá ningún paso atrás para el combate al huachicoleo en el país y llamó a la ciudadanía que habita en las comunidades cercanas a los ductos a que no los saqueen para que no contribuyan al robo a la nación.

Añadió que los ingresos que obtienen ilegalmente los pueden percibir de forma legal por medio de distintos programas, por lo que exhortó a la población a no contribuir a la complicidad del robo y comercialización de hidrocarburos.