PACHUCA, Hgo., 9 de marzo del 2020.- Sin previa notificación y violando los procedimientos de ley, el actuario del Juzgado Segundo Civil de Actopan, de iniciales A. B., y elementos de la policía municipal de San Agustín Tlaxiaca, despojaron al ciudadano Alberto Hernández Cerón de un bien inmueble de su propiedad.

La casa ubicada en el barrio Mexiquito, cuyas escrituras están a nombre y en manos de Hernández Cerón, quedó en disputa luego de que se separara de su ex pareja con iniciales MEHR, con quien tuvo una relación sentimental por casi 8 años, de quien se presume esta coludida con las autoridades del Juzgado y la Policía Municipal para usurpar la propiedad, explicó Hernández Cerón.

Agrega que con ella procreó tres hijos, pero nunca estuvo legalmente casado. Al término de la relación, Hernández Cerón comenzó a pagar la pensión alimentaria por sus hijos, acordando además que les dejaría vivir sin costo alguno en la casa del Barrio Mexiquito en calidad de préstamo.

Aclaró que este inmueble es de su absoluta propiedad y solo se lo presto a MEHR, en beneficio de sus hijos, pero tras 6 meses de ocupar la vivienda, “la madre de mis hijos la abandonó para irse a vivir con sus padres”

Cuando Alberto Hernández nota que la casa estuvo abandonada por algunos años, decidió rehabilitarla para evitar que se deteriorara en diciembre de 2019, pero cuando MEHR notó que Hernández, efectuaba las reparaciones, ella ingreso, sin autorización, al inmueble en febrero de 2020, realizando daños y destrozos en la casa.

“Mediante argucias y mentiras, MEHR, logró que el Juez Segundo Civil de Actopan, dictara una orden en favor de ella, por lo que autorizó el allanamiento de la propiedad y el Actuario de iniciales AB, conjuntamente con elementos de la policía municipal de San Agustín Tlaxiaca irrumpieron en la casa para darle posesión a MEHR”.

Hernández Cerón, explica que la actuación de los funcionarios judiciales fue contra lo establecido por la ley, la cual ordena que primero se haga la notificación para poder dar respuesta antes de cualquier movimiento legal.

«Para cumplir una orden judicial, primero se debe hacer la notificación a las partes», ya que inclusive en la orden del Juez dice: ‘notificar y luego ejecutar’; sin embargo, el Actuario nunca me notificó y me enteré de esta situación después de que ingresaron a mi propiedad de manera indebida, para posteriormente despojarme de ella sin previo aviso, por lo que las autoridades correspondientes no actuaron conforme a la ley”, dijo.

Agregó que, «desafortunadamente los funcionarios del juzgado se han prestado a realizar actos que probablemente constituyan delito y desde luego que voy a acudir a las instancias que correspondan para defenderme y que se castigue a quienes hayan actuado en forma incorrecta».
Finalmente, Alberto Hernández manifestó que lo único que solicita es un juicio justo en el que se cumpla con lo establecido en la ley.