TIZAYUCA, Hgo., 21 de julio de 2021.- Vendedores ambulantes ubicados en la explanada de la Presidencia Municipal piden diálogo con el director de Reglamentos, Espectáculos y Panteones, José Luis Quezada, a efecto de insistir en su petición de que se les permita instalarse en los espacios que ocuparon durante años a un lado de la iglesia del Divino Salvador.

Sin acuerdos, sin el acompañamiento de su líder y sin poder realizar de lleno su actividad, los ambulantes dialogaron esta mañana con el comandante de la Policía Municipal, quien llevaba orden de desalojar a los vendedores.

Previo a la acción, se dio a conocer que en los próximos días el Ayuntamiento levantará un censo de las personas que se dedican al comercio ambulante, en el que se determinará el número de personas con esta actividad económica, su giro y procedencia, para verificar si son oriundas de Tizayuca o foráneas.

Igualmente, se pretende escuchar las propuestas de los ambulantes para trabajar en armonía con su entorno y bajo la premisa de mejorar la imagen urbana del municipio, pero solicitando que el diálogo sea directo y sin intermediarios con los comerciantes semifijos.

El censo, además, servirá para presentar alternativas consensadas para la mejora de la imagen urbana y el mantenimiento de la actividad económica.

La autoridad municipal ha solicitado escuchar directamente a los comerciantes, si amenazas ni intereses particulares, para conocer sus necesidades e informarles sobre el programa de reordenamiento, pero el llamado no ha tenido efecto.

Hasta el momento, el líder de los comerciantes y ex alcalde de Tizayuca, Gabriel García Rojas, es quien ha llevado a cabo manifestaciones, cierres y convocatorias de personas que no se dedican al ambulantaje para imponer el sitio propuesto por él para la reubicación de los comerciantes sin éxito en los diálogos que, afirmó desde ayer, están rotos.