TULA DE ALLENDE Hgo., 10 de enero de 2019.- En entrevista el primer secretario de la comisión de seguridad del ayuntamiento, Marcos Reyes Sánchez consideró que, por sus condiciones mecánicas, al menos 20 patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Tula deberían ser dadas de baja del inventario de la corporación.

Dio a conocer que a pesar de que ya se tienen detectados las unidades a desincorporar no han podido tener gran avance debido a que los procedimientos administrativos para tal efecto, son largos y complicados.

Entre otras instancias dijo que tienen que pasar por la dirección de Maquinaria, luego autorizar la Contraloría, donde se debe de cumplir con cierta documentación y de ahí pasar por la Asamblea municipal para que se autoricen las bajas.

Señaló que ha tenido contacto con el director de Maquinaria, Lucio Porras Martínez, quien le ha dicho que incontables vehículos de seguridad presentan graves fallas mecánicas y que sale muy caro invertir en su mantenimiento.

Cabe señalar que el directivo durante la reciente comparecencia que tuvo frente a la Asamblea local con el objetivo de integrar el Presupuesto de Egresos dijo que la SSP ha trabajado permanentemente con menos de 30 patrullas para dar servicio de vigilancia en 52 comunidades y 110 colonias del municipio.

En este sentido, Marcos Reyes aceptó que incontables patrullas presentan mal estado y que la propuesta es que se desincorporen las unidades a partir de 2013 y años anteriores, de tal manera que se queden nada más con la operación de las unidades de 2014 en adelante.

“No podemos desincorporar unidades más recientes, pese a que algunas ya hayan cumplido con su vida útil, porque entonces con qué nos quedamos para dar servicio de seguridad a la población”, finalizó.