Balcón Político

En las filas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), hay optimismo y sus dirigentes, candidatos y estructura pretenden no sólo mantener el poder en los 23 municipios que gobernaban hasta el 5 de septiembre pasado, sino que van por más y en esa lista incluyen ciudades importantes como Pachuca, Mineral de la Reforma Tulancingo, Huejutla y Tula de Allende.

Estos forman parte de un segmento de municipios que el PRI considera el “altamente competitivos”, en los que se incluye también a Atotonilco el Grande, Jacala de Ledezma, Molango de Escamilla, San Felipe Orizatlán, Tepehuacán de Guerrero, Zempoala, Progreso de Obregón, Villa de Tezontepec y Tolcayuca.

Hasta hace un año, el panorama electoral para el tricolor se antojaba complicado, merced al desprestigio provocado por varios de sus cuadros más relevantes, vinculados a escándalos por presuntos actos de corrupción. Algunos de nuestros más representativos cuadros tricolores hidalguenses, están en ese escenario de investigaciones diversas por su presunta participación en actos diversos.

Eso y la mala imagen que se ha venido construyendo el PRI en los últimos años, hacían pensar que el proceso para renovar los 84 ayuntamientos en la entidad, sería de fracasos para ese partido, pero la caída del PAN, merced a sus gobiernos insignia, que fueron Pachuca y Mineral de la Reforma, y cuyos alcaldes (Yolanda Tellería y Raúl Camacho Baños) entregaron muy malas cuentas, las disputas internas en Morena y la reducida presencia de los otros ocho partidos en la contienda, hacen pensar en mejores resultados el próximo 18 de octubre.

EL PRI tiene un diagnóstico preciso respecto de las posibilidades de triunfo en los comicios que se avecina, y ha dividido la entidad en tres tercios, el primero, del que aquí se da cuenta, incluye a los municipios ya mencionados, además de Acatlán, Atlapexco, Calnali, El Arenal, Huehuetla, Jaltocán, Lolotla, Juárez Hidalgo y Mineral del Chico.

Altamente competitivos, también son: Pisaflores, San Agustín Tlaxiaca, Xochicoatlán, Yahualica, Eloxochitlán, Progreso de Obregón.

En otro bloque hay municipios donde la contienda estará más reñida y se anticipan derrotas o al menos triunfos apretados de la oposición, cuyos beneficios para el PRI serían la colocación de sus regidores.

Pero hay otros municipios donde de plano “ni presentarse”, porque ahí están anticipadas las derrotas para los abanderados del tricolor, quienes, sin embargo y “si se apegan al proyecto armado por el propio PRI, más lo que aporten los propios candidatos, se darían sorpresas a favor del tricolor.

Por lo pronto, la apuesta está enfocada en las grandes ciudades, las que sumadas representan más del 50 por ciento de la población y tienen un impacto relevante tanto social, como económica y políticamente, a favor del PRI, de cara a las elecciones federales, que, por cierto, ya comenzaron el 7 de septiembre de este año.

Las opiniones y conclusiones expresadas en el artículo son de exclusiva responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la posición de Quadratín.