PACHUCA Hgo, a 11 de junio 2019.- La diputada Mayka Ortega Eguiluz, integrante del grupo legislativo del PRI, presentó ante el pleno una iniciativa para garantizar  la protección del derecho de niñas y niños que se encuentran en situación de vulnerabilidad al ser separados de sus madres recluidas.

Ortega Eguiluz explicó que “al cumplir la edad que marca la Ley y que obliga a su separación, manteniendo contacto cercano y frecuente; y cuando vivan con ellas dentro de los centros de internamiento, el derecho a que su separación se realice, sin descuidar su normal desarrollo psicológico y su salud, debiendo recibir la asistencia y acompañamiento necesario para garantizar las menores afectaciones posibles a los infantes”.

De acuerdo con el INEGI, señaló la legisladora priista, “en 2017 había 523 personas menores de seis años viviendo con su madre en los centros penitenciarios, de los cuales, 23 se localizan en Hidalgo, menores con los que debemos asumir el compromiso y obligación de proteger, para garantizar el respeto de sus derechos al ser separado de su madre y a convivir con ella mientras la misma permanezca en reclusión”.

Ortega destacó que “Judicialmente, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver el amparo en revisión 644/2016, reconoce que la relación afectiva entre un niño pequeño y su progenitora, tiene una incidencia crucial en el desarrollo del infante”.

En consecuencia, “y no obstante que nuestro marco jurídico establece la necesaria separación de los menores, de sus madres reclusas, al cumplir cierta edad, es especialmente importante que madre e hijo mantengan un contacto próximo, personal y frecuente en la medida de lo posible”, explicó.

“Las niñas, niños y adolescentes cuyas madres se encuentren privadas de su libertad, tiene derecho a mantener contacto cercano y frecuente con sus progenitoras, siempre que no sea contrario al interés superior de los menores” informó Ortega Eguiluz.

Finalmente, la diputada Mayka Ortega destacó en tribuna que las niñas y niños cuya madre en reclusión haya mantenido su guarda y custodia dentro del Centro de Penitenciario y deban ser separados de las mismas, “tienen derecho a que las autoridades penitenciarias garanticen que su separación sea gradual, sensible y progresiva, recibiendo acompañamiento psicológico antes, durante y después de la separación”.

La Iniciativa propuesta por Mayka Ortega se turna a la  Comisión de Legislación y Puntos Constitucionales.