PACHUCA, Hgo., 4 de abril del 2021.- Bajo la consigna de “salvar a México e Hidalgo” de la catástrofe en la que se encuentra el país, este domingo arrancaron campaña los candidatos de la alianza Va por Hidalgo, integrada por el PRI, PAN, PRD y PESH en la entidad para la renovación del Congreso local y Cámara de Diputados federal.

La sede el encuentro partidista tuvo como escenario el estadio Hidalgo, emblemático inmueble de la capital del estado, lugar donde las fuerzas de la coalición autonombrada Unidos Somos Más Fuertes se mimetizaron al grado de presentar a sus candidatos locales y federales como si se tratara de la alineación de un equipo de futbol, que poco a poco fue entrando al terreno de juego en una pasarela liderada por una banda de guerra que marcaba el trote tanto de abanderados como de los dirigentes de cada fuerza política.


En las gradas, acompañados de resoplo del aire cada vez más gélido según caía la tarde, esta vez no sólo surgían los colores rojos y blanco del PRI, ocasión que permitió se impregnaran en el ambiente los tonos azul, amarillo y morado, alusivos a las fuerzas políticas que acompañan al tricolor en la contienda por los escaños del Legislativo.


Con mayor presencia, los simpatizantes del PRI, bajo la vieja costumbre que los caracteriza, hicieron sonar tambores, matracas y porras hacia los candidatos que primero recorrieron el perímetro de la cancha y luego se postraron en un gran templete que se ubicó sobre el circulo central del terreno de juego.


Uno por uno, los dirigentes de los partidos, comenzando por Cornelio García Villanueva del PAN, el estrenado Julio Valera Piedras del PRI, Ricardo Gómez Moreno del Sol Azteca y por último Sharon Montiel Sánchez del partido local Encuentro Social Hidalgo, tomaron la palabra para hacer alarde de los perfiles que los representarán en campañas y en las boletas.


Menciones en las que no pasó desapercibido como discurso central la denostación hacia sus contrincantes, principalmente Morena como centro de sus acusaciones.
El punto medular en los que todos convergieron fue salvar a México e Hidalgo de Morena y aliados, esto al apuntar los que consideraron, un desastre o debacle en el que se encuentra el país a raíz del gobierno de la República y la mayoría en el Congreso de la Unión en manos de las fuerzas morenistas.
“Ese silencio es la voz de nuestra patria si no hacemos lo que tenemos que hacer hoy como ciudadanas responsables de darle un nuevo rumbo a esta patria”, declaró el líder panista posterior a pedir un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia de Covid 19.
“Les ganaremos a aquellos que no tienen la camiseta de Hidalgo, que no saben hacer equipo, sino que solamente se reducen a un grupo de intereses personales ligados a pasados oscuros y presentes cuestionables”, asestó Valera Piedras aludiendo a los morenistas.
“No podemos permitir que Hidalgo se parezca a este México que hoy está dolido y traicionado, pero sí podemos hacer mucho para que México empiece a parecerse a Hidalgo”, manifestó el líder priista a los simpatizantes, seguido de aplausos, porras y vitoreos cada que tomaba la palabra.
En su intervención, el dirigente del PRD vaticinó que la ciudadanía no dudará en apoyarlos en las próximas elecciones, esto en una acción “con la constitución en la mano para poner freno a la actitud voluntariosa de una sola persona”, esto en referencia al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.
Mientras que del PESH, su presidenta aseguró que bajo esta alianza y con estos candidatos no se permitirá que lleguen diputados serviles, falsos, mentirosos y sin compromiso.
“Basta de un Congreso oportunista, basta de un congreso permisivo, un Congreso que no legisla y permite que de forma improvisada una autoridad electoral sin conocimiento, legisle con ocurrencias”, despotricó Montiel Sánchez no sólo contra el Legislativo sino con el árbitro de las elecciones.
Los representantes de las fuerzas políticas reunidas en el recinto futbolero exigieron a sus candidatos dar todo lo que esté a su alcance para ganarse el voto de la ciudadanía, elección que de antemano ya dieron por ganada contra sus rivales de la coalición Juntos Haremos Historia, al ya verse liderando el Congreso local y federal para resarcir aquello que se le ha quitado a la población.
El final del espectáculo político no pasó desapercibido y ni fue menos modesto que en otras ocasiones, pues para el gran final de las consideraciones de una victoria adelantada de la coalición, inició un espectáculo de fuegos artificiales que no paró durante varios minutos en el cielo y que dejó una estela de humo que rodeó la cancha del también llamado “El Huracán”.